lunes, 12 de enero de 2015

THIS IS SACABA

domingo, 11 de enero de 2015

Una jornada disfrutona en El Agrio.




































sábado, 10 de enero de 2015

No hay mal tiempo sino...

No hay mal tiempo sino ropa inadecuada, nos dice el saber popular. Pues aquí me tenéis con el terno de invierno: mono de neopreno, camiseta térmica y cazadora impermeable cortavientos, vestido cual romano y dispuesto a la lucha. Jejeje. Puede parecer que no hace mal tiempo y así es, pues ya lo canta el azul del cielo, pero lo que en la foto no sale son los 6ºC que teníamos esta mañana. Y es que aunque sobre la hora de comer la temperatura es muy agradable, por la mañana hace un frío que pela. Así que de esta guisa estamos tratando de perder la pereza de las bajas temperaturas y la pesadez del cuerpo consecuencia de los mazapanes, mantecados y reuniones varias de estas fiestas pasadas.
Y cuando llego a la dársena creyendo yo que era el más valiente de los valientes entrando al agua con esos 6ºC, me encuentro la dársena con un desfile de deportistas que aquello parecía la calle Sierpes. Bien es verdad que más de la mitad eran guiris provenientes de muchos sitios de Europa así que eso alivió un poco mi ego y me eché más tranquilo al agua. Jejeje.


Una de las novedades que me encontré fue que los vestuarios del CAR los estaban arreglando de albañilería y pintura. Por lo visto antes de las navidades se produjo un incendio en la sauna, al parecer por un cortocircuito, según me dice uno de sus operarios.


La otra novedad fue encontrarme la mitad del club lleno de máquinas de gimnasio. Hay más de las que ahí se ven y además las que ya teníamos en otro de los compartimentos. A ver si me encuentro con alguien que sepa usarlas. A mí siempre me han aburrido mucho y prefiero dar una caminata por mi barrio o una vuelta en la bici... pero ya que las han puesto voy a intentar no hacerles el feo de no usarlas. Al final voy a salir con músculos como mis hijos, jejeje.


Parece que ya han terminado por fuera la Torre Pelli y esta va a ser una de las vistas definitivas.


Afortunadamente la Torre del Oro sigue en su sitio sembrando sevillanía, mientras que las otras dos van haciendo méritos.



lunes, 5 de enero de 2015

Despidiendo el año en Tenerife.

Hemos pasado una semanita en Tenerife y recordado algunos de los sitios que ya conocíamos de nuestro viaje anterior, hace ya casi treinta y cinco años. 
La isla está algo cambiada, sobre todo en lo referente a las carreteras y asentamientos de población como en casi toda España, como es natural; especialmente el Valle de La Orotava. Sus pueblos ya casi se unen y el verde de las plataneras ha mermado bastante. De todas formas los cambios son generalmente a mejor y se mantienen sus bosques con esa vegetación autóctona que tanto me gusta. Nosotros también hemos cambiado a mejor, jejeje. 
Se han incrementado bastante las instalaciones turísticas y de una manera muy significativa en el sur, por las playas de Las Américas y Los Cristianos. 
Un enorme cambio, a mejor, han experimentado las instalaciones del Loro Parque. Ya no hay solo loros como antaño sino muchas más atracciones ubicadas en un entorno vegetal bastante cuidado y que tiene tanto atractivo como su propio contenido. Imprescindible. 
No hay que perderse tampoco el ya histórico Jardín Botánico ni la subida al Teide o por lo menos hasta Las Cañadas del Teide y los roques. 
Y si se tiene tiempo, pasar una jornada de baño en las instalaciones del Lago Martiánez que aunque parezca mentira, se puede acceder a él y deleitarse con sus instalaciones durante toda la jornada por solo 5,50 €... Y disfrutar de su temperatura, que esa es gratis. Tampoco está de más una visita a una explotación platanera.

Lo que ha cambiado poco es la margarita pétrea del Teide.


No como nosotros que hemos mejorado como el vino. Jejeje.


A la cumbre y dentro del cráter del Teide solo se puede subir hoy día con permiso de la autoridad del Parque. Afortunadamente para nosotros, que no tuvimos que plantearnos el reto de subir esos empinados 300 metros entre olores sulfúreos, que si no, lo subimos, eh. Así que con el recuerdo de la vez anterior ya nos vale. Jejeje.




 El Jardín Botánico no ha variado mucho, lo siguen conservando igual de bien que siempre.




Para mí, Concha está más guapa que antes, que ya es decir.




Y yo un poquillo más gordo, pero esto lo voy a solucionar a lo largo del año. Jejeje. Después del roscón de reyes, eh.


Añado una muestra de fotos de las casi mil que hemos hecho, para no aburrir demasiado.

(Pulsar en la presentación para ver más grande.)