jueves, 27 de diciembre de 2012

Embalse Corumbel Bajo. Bien bajo.

Lo del título es solo un juego de palabras.

He investigado para averiguar, sin conseguirlo, por qué se apellida Bajo el embalse del Corumbel. El nombre está claro porque hace referencia al principal río que lo alimenta y supongo, solo supongo, que lo de Bajo es porque es la última parte del río antes de unirse como afluente al río Tinto. El resto es por lo bajo que lo he encontrado, quizás cuando más bajo lo he navegado. Hemos tenido suerte estos últimos años de lluvias que el embalse estaba a tope. Ya al principio de este año 2012 empezó a bajar su nivel. Pensaba que las últimas lluvias lo habrían remediado un poco, pero qué va, ni mucho menos. Calculo que el agua está a seis o siete metros más baja que su nivel máximo. Sin embargo, nada de esto me ha afectado para pasar un día estupendo y aunque hay menos agua, es más que suficiente para echar el día... y oye, mira... también hay que conocerlo bajo por las sorpresas que nos pueda dar y porque está bien conocerlo en todas sus facetas, sobre todo cuando es un embalse que está relativamente cerca de casa. Si no había tanta agua, lo que sí encontré fue ese silencio y paz que tanto me gustan. Había veces que no se escuchaba nada, cuando no había pájaros, gaviotas o patos azulones ni viento. Impresionante. Con todo, calculo que hice unos quince kilómetros. Desaparecieron unos rincones, pero aparecieron otros.
Normalmente embarco por aquí, junto al merendero, pero debido a que no podía acercar el coche a la orilla por los abundantes tocones...
embarqué por la antigua carretera a Berrocal y que el embalse dejó inundada y llega sin dificultad a la orilla y está a un tiro de piedra del sitio habitual.
 No son los acantilados de Maro, pero tienen su aquel, jejeje.
 Un pequeño descanso para estirar las piernas y reponer fuerzas.
Acerté poniéndome el neopreno de peto, pues tuve dudas si llevar puesto el neopreno corto.
Cuando el embalse está lleno, el agua llega hasta la cruceta de la torreta... así que ahora se ven muchas más cosas, jejeje.
Las colas del embalse están cegadas y aprovechadas por las cigüeñas. solo un regato recuerdan las colas.
Me llamó bastante la atención como se conserva el fondo de sedimentos cuarteado, posiblemente de anteriores épocas de sequía como la de 2005. Algunas brechas tenían veinte centímetros y el fondo era más bien duro que tierno o fangoso.
Los tocones de la salida normal, vistos desde el agua.
De las pocas veces que tengo que utilizar mi asistente de carga o prolongador de barra casero, que me funciona perfectamente. Está siempre en el maletero por si las moscas.

Supongo que esta circunstancia de nivel bajo de agua sea un atractivo para los pescadores ya que la población de peces será mucho mayor por hectómetro cúbico, ¿no?

https://picasaweb.google.com/105057548684926832257/20121227EmbalseCorumbelBajoBienBajo02

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dedicar algunos minutos a comentar las entradas, las fotos o vídeos.