lunes, 20 de septiembre de 2010

Embalse Torre del Águila - Cola Sur

Este sábado pasado hemos vuelto, Concha y yo, al embalse Torre del Águila con la idea de navegar su cola sur, que era la que nos faltaba por conocer. Nos quedamos a dos kilómetros del extremo porque se levantó un viento más fuerte de lo esperado. No era gran cosa y además lo tendríamos a favor en la vuelta, pero a Concha que iba de proel le entraba agua por las olas producidas por el viento y dado que el día estaba algo fresquito, decidimos parar el avance para reanudarlo en otra ocasión.
Así que la ruta quedó de esta manera.
Este embalse ha superado las expectativas que sobre él tenía. Pensaba que sería un embalse algo aburrido, porque sus alrededores son lomas desnudas en verano, cuando se ha recogido la cosecha, de color blanqucino de terrenos calizos, pero sus orillas tienen, en casi todo su contorno diferentes tipos de árboles o arbustos. Abundan los eucaliptos y los tarajes y salpicados de vez en cuando algunos pinos, abetos u otras coníferas.

Y al ser su contorno de lomas suaves se pueden encontrar por muchos sitios playitas que hacen fácil el desembarque para un descanso, comer o solo estirar las piernas.


En las orillas con más pendiente suele haber árboles y en las bajas, que forman playas suelen abundar los tarajes. Muchos de ellos de gran porte que proporcionan sombra más que suficiente para un eventual descanso o comida.


Este invierno pasado, el embalse ha estado a tope, muy por encima de lo que normalmente está. Esto ha producido una erosión en sus orillas que ha dejado sin tierra las raices de algunos árboles, que, en algún caso, no se han podido sostener.

Sus aguas están limpias, el acceso es fácil y está relativamente cerca de Sevilla. Así que volveremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dedicar algunos minutos a comentar las entradas, las fotos o vídeos.