sábado, 18 de febrero de 2012

Galéon La Pepa

Cuando el jueves pasado salía del pantalán del club me encontré con este precioso barco de pista hecho en madera de cedro y adornos de samba. Pertenecía a Fernando Machuca, que conocí en ese momento, que salía con Jaime, nuestro piragüista más veterano. Pero si me sorprendió el barco más me sorprendió el no haberlo visto antes. Y es que resulta que Fernando lleva apartado del kayak tres años por culpa de una lesión de epicondilitis, llamado también codo de tenista. Yo, que estoy recuperándome, creo, de la misma lesión, me quedé un poco pasmado. Sabía que estas tendinitis son muy pesadas de curar, pero tanto... Según Fernando lo había probado todo y de la única forma que lo ha conseguido es con reposo y dejando de palear durante ese tiempo.


Navegaba, a mi manera, haciendo fotos a los piragüistas guiris, que navegan por esta dársena en invierno y que se vienen aquí porque sus lugares de entrenamiento están muy fríos, si es que no están helados... También disfrutando de la tarde que, dentro de lo que hemos vivido estas últimas fechas, se estaba comportando con la temperatura... y entretenido observando algunas parejas de azulones, con sus vistosos y brillantes colores, cuando me sale al encuentro nuestro amigo Diego que hacía un montón de tiempo que no lo veía. Tuvo la gentileza de dejar su rumbo y seguir el mío, en dirección contraria. Entre charla y charla nos plantamos de vuelta en el pantalán del club, pero el me animó a hacer la dársena completa (15 kilómetros entre ida y vuelta). Así que seguimos hasta el puente de Las Delicias y nos encontramos en su muelle a este precioso galeón La Pepa, que ya todo el mundo conoce, y al que no, le recomiendo estos enlaces




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dedicar algunos minutos a comentar las entradas, las fotos o vídeos.